Novedades

Información

Fabricantes

Productos más vistos

¡Oferta! Bcaa 500 de Ultimate Nutrition por 120 cápsulas

Bcaa 500 de Ultimate Nutrition por 120 cápsulas

Bcaa 500 miligramos

Nuevo!

BCAA 500 alta potencia de Ultimate Nutrition ofrece a atletas de alta performance el más poderoso y avanzado soporte nutricional para suplementar entrenamientos intensos. 

Más detalles

Aminoácido de tipo BCAA. Un total de 500 miligramos por toma. Ideal para recuperación y aumento muscular.

$ 600

-20%

$ 750

Datos relevantes del producto

EnvasePlástico
TapaRosca
Idioma del envaseEspañol
Se puede combinar conProteínas
Ideal paraAumento y recuperación muscular
ContenidoCápsulas

Detalles del producto

Aminoácidos ramificados. BCAA 500 alta potencia de Ultimate Nutrition ofrece a atletas de alta performance el más poderoso y avanzado soporte nutricional para suplementar entrenamientos intensos. 

Bcaa 500 de Ultimate Nutrition

Una mezcla excelente de Leucina, Isoleucina y Valina que son importantísimos a la hora de la recuperación y coordinación muscular. 

Tomar 2-3 capsulas por día. Tomarlas ente comidas e inmediatamente después de la rutina de entrenamiento. 

(Porción 3 cáps)
L-Valine 600 mg L-Leucine 600 mg L-Isoleucine 300 mg 

Otros Ingredientes:
Cellulose, dicalcium phosphate, gelatine and magnesium stearate. 

120 caps.

Los aminoácidos ofrecen un soporte para entrenamientos intensos.

La estructura muscular se forma por proteína, la proteína por aminoácidos. No hay aumento de masa muscular si no consumimos la cantidad de aminoácidos necesaria.

Los aminoácidos BCAA son esenciales para el crecimiento y la recuperación muscular y pueden ser la mayor fuente de energía comprendida en reacciones anabólicas y una parte integral en la producción de insulina, que en el tejido muscular estimula la síntesis de proteínas e inhibe su desintegración.

Además de los beneficios anti-catabólicos de las proteínas, la exclusiva fórmula de Ultimate fue reforzada con vitamina B2, B6 y C para actuar como co-factores para optimizar la captación de BCAA en tu cuerpo.

Usar proteína de los músculos para obtener energía trae consigo un descenso notable en aminoácidos musculares, lo que se traduce en un aumento del tiempo de recuperación muscular y por consiguiente un descenso en el rendimiento del deportista, al afrontar el próximo entrenamiento o competición (descenso en la potencia, fuerza y resistencia muscular ante un esfuerzo continuado). Los aminoácidos BCAA, ayudan a disminuir este efecto negativo.

Los aminoácidos ramificados desempeñan importantes funciones fisiológicas:

1) Estimulan la síntesis de proteínas musculares y disminuyen su degradación después del ejercicio.
2) Durante el ejercicio, pueden actuar como sustratos energéticos necesarios para la contracción muscular.
3) Disminuyen la fatiga durante el ejercicio prolongado, a través de efectos indirectos sobre el sistema nervioso central.
4) Estimulan parcialmente la producción de insulina, que ayuda a transportar glucosa y aminoácidos al interior de las células.

Los aminoácidos BCAA son los más importantes en la recuperación de tejidos y son la fuente principal de energía para las reacciones anabólicas y parte integral de la liberación de insulina.

Informacion adicional:

Estimulan la síntesis de proteína muscular, disminuyen la fatiga durante el ejercicio prolongado y participan en la protección del sistema inmunológico, entre otras funciones.

La capacidad de trabajo físico del organismo humano tiene su máximo exponente en el movimiento activo, para lo cual es necesaria la contracción muscular. Para que ello ocurra se necesita un adecuado y continuo aporte de energía a las fibras musculares activas, durante el tiempo necesario.

Los principales sustratos energéticos utilizados por el organismo durante el ejercicio físico son los hidratos de carbono y las grasas. Los primeros, constituyen la principal fuente energética durante los ejercicios de mayor intensidad y menor duración, mientras que las grasas lo son durante los ejercicios de baja intensidad y larga duración. Sin embargo, en circunstancias especiales de baja disponibilidad de los anteriores, el organismo utiliza otros sustratos energéticos, fundamentalmente, lactato y ciertos aminoácidos (aminoácidos de cadena ramificada -BCAA- y glutamina).

En condiciones normales, los aminoácidos contribuyen poco al gasto energético total, ya que, en principio, sus funciones son otras. Sin embargo, el organismo puede verse obligado a oxidarlos para obtener energía, como una solución de emergencia, siendo conveniente evitar en la medida de lo posible su utilización para este fín.

En los deportes aeróbicos de larga duración como el ciclismo, marathon, triathlon, etc., o de alta intensidad sobre alguno o algunos músculos concretos (entrenamiento de fuerza con pesas), los depósitos musculares de glucógeno sufren un importantísimo descenso, llegando incluso a su total desaparición.

En estas situaciones, es cuando el organismo comienza a utilizar de una manera importante las propias proteínas musculares, fundamentalmente aminoácidos de cadena ramificada, para ser convertidos en energía. Ello trae consigo un descenso notable en aminoácidos musculares, lo que se traduce en un aumento del tiempo de recuperación muscular y por consiguiente un descenso en el rendimiento del deportista, al afrontar el próximo entrenamiento o competición (descenso en la potencia, fuerza y resistencia muscular ante un esfuerzo continuado).

¿Cúales son y para que sirven?.
Los aminoácidos ramificados son tres aminoácidos esenciales (leucina, isoleucina y valina), los cuales desempeñan importantes funciones fisiológicas:

1) Estimulan la síntesis de proteínas musculares y disminuyen su degradación después del ejercicio.
2) Durante el ejercicio, pueden actuar como sustratos energéticos necesarios para la contracción muscular.
3) Disminuyen la fatiga durante el ejercicio prolongado, a través de efectos indirectos sobre el sistema nervioso central.
4) Estimulan parcialmente la producción de insulina, que ayuda a transportar glucosa y aminoácidos al interior de las células. 
El organismo da la señal de alerta...

Tras un ejercicio aeróbico prolongado (ciclismo, maratón...) o un entrenamiento de fuerza con pesas, el organismo detecta un nivel bajo de BCAA en sangre y, paralelamente ve aumentados los niveles plasmáticos de triptófano libre que, al ser detectado por el cerebro, éste ordena la segregacion de serotonina (neurotransmisor). Se sabe que la serotonina, entre otros efectos, induce el sueño, desciende la excitabilidad nerviosa y suprime el apetito. Este desequilibrio en el cociente triptófano libre / BCAA puede ser la causa de una fatiga aguda tanto fisiológica como psicológica y, como consecuencia de ello, una disminución del rendimiento físico.

Por tanto, un suplemento de BCAA podría prevenir el descenso plasmático de estos aminoácidos, estabilizar el cociente triptófano libre / BCAA, limitar la subida de los niveles de serotonina en el cerebro, mejorar la resistencia a la fatiga al mejorar las respuestas fisiológica y psicológica del deportista durante un ejercicio aeróbico prolongado.

En cuanto a la forma de utilizarlos como suplementos, se deben consumir antes, durante y después del entrenamiento, respetando la dosis y el tiempo de tratamiento establecido por un profesional especializado en nutrición deportiva y, siempre como complemento a una dieta equilibrada bien planificada. Tampoco podemos olvidar que una dieta inadecuada, y más si va acompañada de ejercicio intenso, puede ser origen de numerosos problemas de salud.

Productos alternativos o para combinar

30 productos más en la misma categoría: